Páginas vistas en total

viernes, 31 de agosto de 2012

SEÑALES QUE DEJAN LOS LADRONES, Pintadas en Puertas y Paredes estè Atento...

La otra mirada
Informate de verdad con el blog de difusion de noticias de Argentina y el Mundo online offline: Informacion de  GUIA URBANA
Señales robo

Son utilizados en ámbitos delictivos dedicados al robo de viviendas, para informar sobre las características de la seguridad del domicilio, si sus habitantes están de vacaciones o –por ejemplo- si allí vive una mujer sola.
 Ante esta situación la policia insta a la comunidad a revisar atentamente la existencia de estos “signos”, en algunos casos imperceptibles borrarlos o retirarlos de inmediato y en todo momento cerciorarse sobre la identidad de las personas que llaman a la puerta antes de abrirla.
Tras cotejar información con fuerzas policiales del país y de países vecinos, se logró  determinar la existencia de una serie de signos con los que ladrones pintan los frentes de las casas o dejan “mensajes” debajo de felpudos para identificar, por ejemplo, dónde viven mujeres solas.
Por otra parte la Policía encontró un documento en el vehículo de un delincuente con estos signos, algunos de los cuales fueron dejados pintados en viviendas robadas.
Varios damnificados dieron fe de que estos signos eran ciertos y que ellos mismos los habían hallado en sus hogares, luego de haber sido robados.
Por lo general estos signos son pintados con tiza o marcados con algún objeto punzante en timbres, veredas de entrada e incluso debajo de los felpudos de las puertas de calles o paredes.
Ante esta situación la Policía recomienda mantener las puertas de calle bien cerradas, así como cerciorarse acerca de quién está del otro lado antes de abrirla.
Ante la aparición de los signos se aconseja borrar la señal de inmediato, dejando la menor huella posible.

Otras marcas

Ante la aparición de estos signos y otros que se describe al pié de esta nota, permiten advertir la existencia de una evolución en el ambiente delictivo para robar, que existen otros tipos de robos sin el shock de una acción violenta, más bien planeados, con una tarea de inteligencia previa y con bandas a las que sólo les importa desvalijar un domicilio sin que quienes las habitan estén allí.
Con la llegada del verano muchos episodios se repiten, ya que varios domicilios quedan vacíos por varias semanas y éste es el escenario adecuado para que operen los delincuentes.
Tras cotejar los datos recabados en distintos lugares se pudo establecer que se trata de “bandas mixtas”: una parte se dedica a marcar casas y buscar próximas víctimas y la otra ejecuta el robo.

Símbolos” mas sencillos

Además de los citados símbolos que los delincuentes interpretan para saber si robar o no en una casa, las características de las personas que allí residen o algún dato de como ingresar.
Se está comenzando a advertir nuevos códigos, más simples, la mayoría de las viviendas son marcadas con pintura en aerosol, algo tan sencillo como una cruz en el cordón o una pequeña señal sirve para indicar que allí los moradores están de vacaciones.
Aunque en los últimos casos se evidenciaron formas de marcar una casa con elementos cotidianos. Aquí una guía de los nuevos códigos.
La prueba del lazo: los delincuentes atan en alguna reja visible una pequeña cuerda (no importa el color), el delgado elemento pende de allí sin ser advertido por los moradores ya que el elemento indica que están de vacaciones. Es más, si nadie lo remueve para los ladrones será la prueba clave.
Una raya en el portón: generalmente utilizan una tiza de color blanco o rojo. Los marcadores de casas dibujan una pequeña raya en uno de sus costados. La marca se asemeja tal vez a una travesura de chicos pero para los delincuentes significa que el domicilio está desocupado desde hace meses.
El método de la botella: usualmente se coloca en casas que no tienen un acceso directo desde la calle, es decir, un par de escalones, un pequeño patio o un pasillo. Allí los ladrones colocarán una botella pequeña y esperaran que alguien la retire.
Si esto no ocurre para ellos significa que no hay nadie. Por eso, si en el antejardín o patio exterior, Se advierte la presencia de elementos que no son propios de la casa, se los debe retirar de inmediato, normalmente se trata de señuelos que lanzan los delincuentes para verificar la presencia y/o ausencia de sus ocupantes.
El papel sospechoso: otro método muy usado se conforma colocando un papel en un portón o puerta de ingreso. Casi siempre es un volante que parece de publicidad y que alguien dejó allí para vender algo. Pero detrás de esta acción se esconde el verdadero objetivo de los delincuentes. Saben que nadie abrió esa puerta ni ingresó por varios días.
Una extraña cinta: saber si hay alguien o no en una vivienda es muy fácil y con el método de la cinta más todavía. Los ladrones colocan una cinta adhesiva alrededor de un portón movible, si todo sigue como está saben que sus moradores se fueron por largo tiempo.
En síntesis se está  enfrentando una nueva tipología de ladrones que urden robos más pensados y meditados, sin violencia pero con un saldo nefasto para el patrimonio de cada familia.
 luisreta2012@yahoo.com.ar